Retos y objetivos de la industria aeronáutica

Si miramos hacia atrás, el año 2013 fue un año clave en la industria aeronáutica tanto a nivel europeo como a nivel nacional. España ocupó el 4º lugar en el ranking europeo por facturación de este sector, el octavo a nivel mundial y el quinto en el segmento espacial.

En la actualidad, el sector tiene como reto la capacitación tecnológica y el acceso a nuevas fuentes de financiación. En este punto, los empresarios del sector recalcan la necesidad de contar con mayores apoyos institucionales para desarrollar las nuevas tecnologías que se utilizarán para fabricar la próxima generación de aviones.

Otro desafío importante que tiene que sortear esta industria es la tendencia creciente de los fabricantes de aviones de convertirse en meros integradores. Este hecho supone que los tiers-1 adquirirán más responsabilidad en el diseño y desarrollo de sus paquetes de trabajo, cambiando la cadena de suministro que conocemos hoy en día.

Durante estos años difíciles, el sector aeronáutico ha mostrado gran resistencia a los ciclos de crisis económica gracias a los largos periodos de desarrollo, producción y soporte al producto.

A día de hoy, el objetivo es que la industria auxiliar que acompaña a la tractora se acople a esta dinámica. Los Tier 1 han pasado a ser socios que ya no se limitan a fabricar sino que también gestionan y cubren la totalidad de los procesos de fabricación.

Por último, la flexibilidad y ligereza ante el cambio serán fundamentales para dar respuesta a las necesidades de los clientes. Implementar una cultura de alto rendimiento y calidad desde el comienzo hasta el final de todos los procesos será clave para que la industria aeronáutica siga creciendo en los próximos años.

 

 

Fuente información y foto: Revista Flynews 2014

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba